Los mejores lugares para visitar en Asia

Los mejores lugares para visitar en Asia

Asia es el continente más grande del planeta tanto por tamaño como por población, un ecosistema diverso y multicultural formado por una de las civilizaciones más antiguas del mundo. Hay tanto que ver y hacer en Asia, que es difícil reducirlo a una lista corta, podríamos llevar meses explorando un solo país.

Para aquellos con un presupuesto más ajustado, el secreto para descubrir los mejores lugares para viajar en Asia es ver un poco de todo. Desde de los rascacielos de Hong Kong hasta las majestuosas laderas del monte Fuji y la maravilla arquitectónica de lugares como Angkor Wat en Camboya.

Independientemente de lo que realmente desees experimentar al viajar por Asia, seguramente hay algún lugar que satisfaga esa necesidad. Para ayudarte a planificar el viaje de tu vida, echa un vistazo a nuestra lista de los mejores lugares para visitar en Asia.

Monte Fuji, Japón

Aunque el monte Fuji es un volcán activo, no ha entrado en erupción desde 1708. La impresionante montaña cubierta de nieve es una de las “Tres Montañas Sagradas” de Japón, que tradicionalmente se considera que tienen un poder particular.

Si esto no suena lo suficientemente atractivo, la base de la montaña también es el hogar de Aokigahara. También conocido como “El bosque del suicidio”. Este denso bosque que crece sobre lava endurecida alberga cuevas de hielo, una combinación que absorbe el sonido y crea una inquietante sensación de soledad.

Si bien muchos turistas van a este sitio simplemente para fotografiar sus paisajes y por ser parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad y un conocido símbolo de Japón, otros llegan por las oportunidades de aventura y poder escalar el monte. Hasta finales del siglo XIX, a las mujeres no se les permitió hacer el camino a la cumbre (que todavía se considera un lugar sagrado), hoy en día los viajeros de todas las razas, géneros, edades llegan a recuperar el tiempo perdido.

Hay cuatro rutas posibles para llegar a la cima de la montaña, y todas ellas ofrecen una serie de paradas en el camino en forma de santuarios, monumentos históricos e incluso casas de té. También es posible que desees planificar tu viaje a Japón en torno a los cerezos en flor de primavera, otra atracción turística muy popular del sitio. 

Monte Fuji, Japón
Monte Fuji, Japón

Mar Muerto, Israel

Las aguas azul oscuro del Mar Muerto tocan las fronteras de Jordania e Israel. En realidad, un lago a pesar de su nombre, el Mar Muerto se encuentra en la elevación terrestre más baja de la Tierra, más de 430 metros bajo el nivel del mar. Con una concentración de sal de alrededor del 31 por ciento, casi 10 veces más salado que el océano. El Mar Muerto es tan denso que nada puede hundirse, y toda persona que se meta en él flotará naturalmente.

Si bien la costa alrededor del lago se ha convertido en un floreciente destino turístico y balneario, también hay una gran afluencia de turismo religioso en la zona. Jericó, la ciudad donde se dice que Jesús sanó a los mendigos ciegos, se encuentra a solo unos minutos al noroeste del Mar Muerto, y varias otras ciudades, incluidas las legendarias Sodoma y Gomorra, así como Zoar y Admah, también se encuentran en esta zona. La región cuenta con algunas de las ciudades más antiguas del mundo.

Si bien el lago es demasiado salado para albergar vida acuática, hay muchos animales que llaman hogar al desierto circundante, y los viajeros encontrarán desde liebres, zorros y hasta leopardos cuando exploren las reservas naturales alrededor del Mar Muerto.

Mar Muerto, Israel
Mar Muerto, Israel

Phuket, Tailandia

La isla más grande de Tailandia también es un imán para los viajeros, y por una buena razón. Phuket cuenta con algunas de las mejores playas del país, con arenas limpias, suaves y aguas color turquesa al alcance de la vista de cualquier persona.

Las playas de Kata, Hat Karon y Kamala reciben a muchos turistas durante la temporada alta (de noviembre a febrero), pero siguen siendo pequeños pueblos somnolientos una vez que llegan las lluvias. Hermosos arrecifes de coral se alinean en la costa, ofreciendo increíbles oportunidades para practicar esnórquel y buceo, pero también para navegar en kayak y recorrer las islas.

Entre las horas que no estés tumbado bajo el sol, puedes dirigirte al Wat Chalong blanco y dorado, el templo budista más grande e importante de la isla, o subir la colina para llegar al Gran Buda, una estatua de 45 metros de altura cubierta con mármol birmano.

La isla también alberga una serie de festivales únicos. El Festival de los Fantasmas durante el séptimo mes lunar chino está dedicado a la adoración de los antepasados ​​e implica lanzar velas al océano para ayudar a guiar a las almas perdidas, un espectáculo único para la vista.

El Festival Vegetariano durante el noveno mes lunar chino es otra celebración impresionante que, a pesar del nombre, no se trata tanto de comida sino de purificación y de someter el cuerpo a pruebas extremas, como caminar sobre el fuego y colgarse de ganchos.

Phuket, Tailandia
Phuket, Tailandia

Beijing, China

Una de las ciudades más pobladas del mundo, Beijing es también una de las más antiguas. Puedes echar un vistazo a su historia caminando por los hutongs de Beijing, los estrechos callejones alineados con casas y patios tradicionales.

La capital de China alberga siete sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, incluido el Palacio de Verano Imperial y sus jardines, el canal más antiguo del mundo, y la Ciudad Prohibida, un complejo palaciego que fue el hogar de los emperadores de China durante 500 años a partir de la década de 1420. La Ciudad Prohibida, compuesta por casi 1000 edificios diferentes, es una de las atracciones turísticas más impresionantes de Beijing.

La ciudad también ofrece a los viajeros visitar pagodas y templos de aspecto único, incluido el Templo Tianning de ocho lados del siglo XII , así como casi 150 museos y galerías. El Museo Militar de la Revolución Popular China y el Museo Nacional de Arte de China tienen colecciones enormes y bien merecen una visita.

Varias secciones de la Gran Muralla también se pueden encontrar dentro de Beijing, incluido el sitio más visitado de la pared, la sección Badaling de 80 kilómetros de largo.

Beijing, China
Beijing, China

Hoi An, Vietnam

La mayoría de los visitantes que llegan a Vietnam aterrizan en Hanoi o en la ciudad de Ho Chi Minh, o se dirigen directamente a la bahía de Halong, pero el mejor lugar de Vietnam es en realidad un secreto bien guardado.

La antigua ciudad de Hoi An alberga uno de los puertos comerciales más antiguos de Asia, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hoi An, una importante parada comercial para el comercio de barcos desde el siglo XV, todavía conserva gran parte de su arquitectura original en forma de edificios con estructura de madera, coloridas contraventanas coloniales francesas y techos de tejas chinas. Los edificios religiosos, los patios y las casas para comercio se encuentran uno al lado del otro en callejuelas estrechas en todo el centro histórico de Hoi An.

Cada ciclo de luna llena, Hoi An celebra el Festival de los Faroles, que honra a los antepasados ​​a través de la luz. La noche antes de la luna llena, todas las luces de la Ciudad Antigua se apagan y se colocan linternas y velas de colores en las ventanas, al interior de las casas y en los barcos que flotan río abajo.

Los viajeros en temporada baja pueden caminar por Hoi An para descubrir el Museo de Historia y Cultura (originalmente una pagoda dedicada a la Diosa de la Compasión, Guan Yin), caminar por el cubierto puente japonés y visitar la antigua casa de Tan Ky, una casa de comercio conservada desde el siglo XVIII.

Hoi An, Vietnam
Hoi An, Vietnam

Hong Kong

Más de 7,4 millones de personas de todo el mundo viven en la pequeña isla de Hong Kong de 1.104 kilómetros cuadrados, lo que la convierte en el tercer lugar más densamente poblado del mundo.

A pesar de tener uno de los ingresos per cápita más altos del mundo, la desigualdad de ingresos se ha convertido en uno de los principales problemas de Hong Kong, y las familias de ingresos más bajos a menudo viven en edificios de viviendas abarrotadas. Los edificios en sí se han convertido en atracciones turísticas, ya que muchos de ellos son estructuras históricas que datan de más de un siglo.

Hong Kong también tiene la mayor cantidad de rascacielos del mundo. Un buen número de estos se encuentran alrededor del puerto de Victoria, una zona turística popular con uno de los horizontes costeros más impresionantes de Asia.

Para disfrutar de las mejores vistas, los viajeros pueden subir a la cima de Victoria Peak, la colina más alta de Hong Kong y hogar de un complejo de ocio y compras con una terraza de observación cerrada con vistas a la ciudad. Hong Kong es el hogar del Disneyland de Asia, así como de Ocean Park, un parque de atracciones con montañas rusas y atracciones acuáticas.

Las calles empedradas que componen el distrito de Lan Kwai Fong tienen una gran cantidad de restaurantes y clubes de lujo, mientras que la isla de Lantau atrae a turistas que buscan el lado más espiritual de Hong Kong. Lantau es el hogar de la estatua de Buda Tian Tan de 34 metros de altura (una de las estatuas de Buda más grandes del mundo), ubicada en la cima de una colina empinada.

Otras actividades que puedes hacer incluyen ir de compras a los mercadillos callejeros y hacer senderismo o caminar, ya sea en la ciudad o en las islas aledañas a Hong Kong.

Hoi An, Vietnam
Hoi An, Vietnam

Siem Reap, Camboya

Siem Reap es más conocida por ser la puerta de entrada a la región de Angkor y los magníficos templos que dejó la civilización jemer. El monumento religioso más grande del mundo, Angkor Wat fue construido a principios del siglo XII y se extiende sobre un área de más de 160 hectáreas.

Siem Reap en sí es una emocionante mezcla de arquitectura colonial china y francesa, un lugar donde los espacios tradicionales son destinados a espectáculos de danza Apsara y se mezclan con panaderías, galerías y arrozales franceses.

Entre visitar grandes cafés y hacer excursiones de un día a los templos, tómate un tiempo para explorar el Museo y Centro de Ayuda de Minas Terrestres de Camboya, que narra la amenaza constante de las minas terrestres y lo que se está haciendo para eliminarlas por completo.

Si cuentas con un par de horas antes de visitar el famoso Angkor Wat, el Museo Nacional de Angkor es una excelente forma de aprender más sobre las ruinas arqueológicas y la impresionante civilización detrás de ellas.

Singapur

Singapur obtuvo la independencia del Reino Unido y se convirtió en un estado soberano en 1965, pero este nuevo país es ahora una potencia financiera y uno de los países más divertidos para visitar en el sudeste asiático.

Debido a su tamaño y ubicación, Singapur no tiene muchas playas, a menos que cuentes las tres playas del complejo de Sentosa Island, pequeñas pero con suaves arenas blancas y lagunas protegidas con limpias aguas azules, pero lo compensa con atracciones temáticas, exuberantes selvas tropicales y su animada diversión costera.

Desde su propio parque Universal Studios y un salto en bungee de 50 metros desde una torre sobre la playa hasta el complejo Marina Bay Sands y su terraza, que incluye una piscina infinita y un puente elevado, Singapur se ha establecido rápidamente como un destino emocionante.

Pero esta isla-estado también tiene mucho que ofrecer en forma de entretenimiento más ecológico, comenzando con los mágicos Jardines de la Bahía, un parque natural de 100 hectáreas con el invernadero de vidrio más grande del mundo, dos invernaderos refrigerados y una gran cantidad de espacios diseñados artísticamente, como árboles y áreas de flores.

El aeropuerto Jewel Changi, de temática natural, ha sido reconocido como uno de los mejores del mundo, ya que no solo cuenta con la cascada interior más alta del mundo, sino también con un puente colgante, cuatro toboganes y un jardín de mariposas.

Singapur
Singapur

Reino de Bhután

Bután es un país sin salida al mar rodeado por el monte Himalaya, el Tíbet y parte de la India. Una nación de montañas escarpadas, valles verdes y ríos rápidos. Bután es el hogar de Gangkhar Puensum, la montaña sin escalar más alta del mundo, de 7.570 metros de altura.

Algunas de las vistas más hermosas del país se encuentran en lo alto, enmarcadas en acantilados, el Monasterio Tiger’s Nest es un buen ejemplo, ubicado a más de 3.000 metros de altura. Solo se puede llegar a él después de una agotadora caminata.

En un esfuerzo por proteger su biodiversidad y su patrimonio histórico, no se permiten viajes gratuitos por todo el país. Esto significa que todos los viajeros extranjeros que llegan a Bután deben viajar en un paquete turístico prepago organizado a través de un operador aprobado. Si bien algunas agencias ofrecerán paradas preestablecidas, otras trabajarán contigo para ayudarte a ver lo que realmente te interesa. Los lugares que valen la pena visitar incluyen la fortaleza y las ruinas del monasterio budista de Drukgyal Dzong, el Bumdeling Wildlife Sanctuary (hogar del raras grullas de cuello negro), y una serie de dzongs o fortalezas religiosas.

Katmandú, Nepal

La capital y ciudad más grande de Nepal también se conoce como la “Ciudad de los Templos”. Un crisol de influencias religiosas hindúes y budistas, Katmandú está llena de estupas, incluido el sitio budista más sagrado de Nepal, Boudhanath, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y Swayambhu, hogar de monos sagrados y uno de los templos más antiguos de Nepal. Tanto aquellos que buscan una experiencia religiosa como los viajeros con cámaras pueden encontrar mucho que apreciar en una ciudad donde la espiritualidad toca casi todo.

Situada a una altura de más de 1.400 metros sobre el nivel del mar, Katmandú es una puerta de entrada al Himalaya y a destinos cercanos como la antigua ciudad de Patan.

Los escaladores de todo el mundo llegan aquí para emprender su caminata de 15 días al campamento base del Everest. Pero los viajes nocturnos por la ciudad también son populares para ver el Himalaya en todo su esplendor. Incluso aquellos sin un amor por la aventura pueden encontrar mucho que ver y hacer en la capital, desde sus impresionantes mercadillos hasta monumentos históricos y muchos festivales coloridos durante todo el año.

Incluso es posible ver desde lo alto el esplendor del Himalaya, ya que se ofrecen vuelos cortos sobre las montañas nevadas.

Katmandú, Nepal
Katmandú, Nepal

Jaipur, India

Nueva Delhi y Mumbai con las ciudades más conocidas de la India, pero Jaipur se lleva el premio de la ciudad más hermosa. Conocida como la “ciudad rosa” debido al color único de la piedra utilizada para construir muchas de las estructuras a su alrededor, Jaipur también es el hogar de una comunidad de artesanos. Allí, los artesanos producen de todo, desde impresión en bloque y cerámica azul hasta trabajos de goma laca, tallas de piedra y Bandhani, el arte único de decorar telas de teñido anudado donde se arrancan secciones con las uñas.

Muchas de las atracciones más impresionantes de Jaipur son sus maravillas arquitectónicas, incluido el impresionante palacio Jal Mahal, que se encuentra en el centro del lago Man Sagar.

Muchos otros monumentos y estructuras rosadas se encuentran a 10 kilómetros de la ciudad, incluido el antiguo complejo de templos Galtaji, construido entre colinas estrechas y rodeado de kunds sagrados (pequeñas piscinas de agua). El reloj de sol de piedra más grande del mundo en Jantar Mantar y la piedra arenisca roja y el mármol Amer Fort del siglo X también se encuentran a las afueras de la ciudad y atraen a muchos viajeros.

Luang Prabang, Laos
Luang Prabang, Laos

Luang Prabang, Laos

La ciudad de Luang Prabang y 33 de los pueblos que lo rodean forman parte del Patrimonio de la Humanidad. Juntos, estos sitios albergan una increíble mezcla de patrimonio cultural y arquitectónico que ha dado forma a Laos a lo largo de los siglos.

El Wat Xieng Thong o ” Templo de la Ciudad Dorada ” es un buen ejemplo de esto, posee una estructura del siglo XVI que muestra impresionantes ejemplos de artes y oficios de Laos, pero también un lugar de importancia histórica donde una vez fueron coronados todos sus reyes. Justo en el centro de la ciudad, se encuentra Mount Phou Si, que es el hogar de Wat Chom Si y ofrece una de las mejores vistas de la ciudad una vez que llegas a la cima.

Luang Prabang se explora mejor a pie o en bicicleta, perdiéndose por las estrechas callejuelas donde templos, casas y edificios coloniales que se mezclan en una atmósfera armoniosa.

Justo en las afueras de la ciudad y al que se llega conduciendo a través de exuberantes colinas y arrozales, hay una serie de sitios naturales que vale la pena visitar. Como las cuevas de Pak Ou, que se encuentran sobre el río Mekong y albergan cientos de estatuas de Buda de madera en miniatura, y las cataratas de Kuang Si de tres niveles, son una de las excursiones más populares de un día desde Luang Prabang.

DEJAR COMENTARIO